ONUCARIBE salió a sembrar sonrisas

onucaribe

Por primera vez ONUCARIBE salió a las calles y llegó hasta la zona residencial Vista Alegre. Los delegados participantes en esta edición rompieron el molde de una cita donde prima la alta diplomacia. Engalanados  con la formalidad que el evento requiere (trajes, vestidos y tacones), se sumaron a la iniciativa cultural “Sembrando sonrisas” del proyecto Barrio Abierto, auspiciado por un grupo de estudiantes de la carrera de Historia del Arte de la Universidad de Oriente.

En la escuela especial Josué País García, primer destino de los delegados durante el breve periplo, decenas de niños fueron testigos del despliegue de fantasía de los promotores universitarios, para lograr más de una carcajada en los rostros de los infantes, que a pesar de sus dificultades con la comunicación conquistaron el corazón de los visitantes.

Entre música y originales técnicas de participación, los patrocinadores de la actividad, supieron ganarse la simpatía de un público que incluyó a los padres de los pequeños como testigos del contagio emocional de la tarde.

Pero ONUCARIBE no solo llegó hasta allí, luego de ese encuentro los delegados fueron a conquistar gestos de alegría hasta la casa de niños sin amparo filial “La Casita” a pocas cuadras del primer centro.

En “La Casita”,  hogar  de cinco infantes, los delegados conocieron sobre la cotidianidad de las actividades en este lugar y así cerraron la tarde entre sonrisas, que lograron sembrar, con el abono de la juventud universitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*