El éxito profesional está en la entrega…

Alfredo Lafargue, profesor de Educación Física por más de cuatro décadasLa vida es un ejemplo de sacrificio y entrega. Una carrera por los sueños y por alcanzar las metas que nos propongamos. Ése es el mensaje que nos transmite Alfredo Lafargue, profesor de Educación Física en la Universidad de Oriente con una excelente tradición por el deporte.

Los resultados de su labor acumulados a lo largo de los años se expresan en numerosas premiaciones y reconocimientos en los Juegos Nacionales Universitarios, las competencias del INDER y la Copa 13 de Marzo. Desde los primeros tiempos formó parte del equipo élite de la escuela provincial de Santiago de Cuba.

¿Cuál es la clave de su éxito? Lo cierto es que, unas veces con conocimientos empíricos y otras con bases teóricas formuladas, Lafargue siempre recuerda y agradece a sus profesores por haberle enseñado el camino, y ayudarlo a no omitir muchos pasos. Él, al igual que miles de hombres y mujeres cubanos, defiende hoy lo más elevado de nuestra riqueza humana.

¿Cómo comenzó su pasión por los deportes y la Educación Física?

Hace más de 40 años yo soy profesor de Educación Física. Empecé practicando el deporte cuando estaba en secundaria, y de ahí me incorporé a la escuela de profesor Educación Física de la que soy graduado. De ahí empecé a trabajar como atleta y luego como entrenador. Me cautivó ver el progreso de mis estudiantes en cuanto a este tipo de actividades

¿En qué deporte ese especializó?

Comencé en un deporte muy violento, como luchador. Después como atleta de recreación en los deportes de orientación.

¿Su familia siempre lo apoyó? ¿Hay alguna tradición de deportistas en su familia?

No todos en mi familia son deportistas. Tengo dos hijos, una hembra y un varón. Mi hija sí es deportista, siguió mis pasos. Ella primero fue estudiante de la EIDE y ahora es compañera de trabajo aquí en el departamento. Toda la vida mi familia me ha apoyado en lo que hago.

¿Siempre supo que iba a ser profesor de Educación Física?

No, todo lo contrario. Siempre me gustó el deporte, pero nunca pensé en ser profesor de Educación Física. Como atleta siempre practiqué deporte. Sólo después de que me gradué pude hacer este tipo de actividades.

¿Qué le aportan sus estudiantes al profesor y a la persona que es Alfredo?

Lo que he aprendido en pregrado no es más que una retroalimentación de la actividad con las diferentes carreras con las que he trabajado, las cuales son tradicionalmente las carreras de Ciencias Naturales, fundamentalmente con la carrera de Biología. Ahí se implican mucho las actividades de ellos como profesionales y las mías como profesor. En los últimos años he trabajado con periodismo, para la cual también se establece un vínculo con mi asignatura.

¿Qué piensa de la superación profesional?

Es algo que siempre se debe tener presente en vista a obtener excelentes resultados. Estoy ahora enfrascado en una maestría pedagógica que vincula la actividad deportiva con los elementos del trabajo con los estudiantes universitarios.

¿Qué palabra o frase describe lo que le ha posibilitado luchar y alcanzar sus metas y sueños?

Entrega. Tengo una forma filosófica de plantear a mis estudiantes y es que con entrega, cuando uno se esfuerza por lo quiere, sale todo.

Escrito por Milagros Alonso Pérez

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*