Galletas y velas para el ciclón

Texto escrito el 30 de septiembre de 2016
Durante los días previos al paso del huracán Matthew por el oriente cubano, así lucía la red de Mercados Ideales de toda la provincia. Foto: Tomada de Granma
Durante los días previos al paso del huracán Matthew por el oriente cubano, así lucía la red de Mercados Ideales de toda la provincia. Foto: Tomada de Granma

Son casi las 4 de la tarde del viernes y Santiago está en alerta. Un poderoso ciclón nos visitará el lunes próximo. Todos andan de un lado a otro. Nadie sabe para donde correr, unos buscan las cosas que podrían hacer falta y otros no hacen nada.

En el mercado polifuncional del Distrito José Martí nunca antes se habían vendido tantos paquetes de galletas de sal, en solo instantes todo el estante se fue desabasteciendo y ante la pregunta de la dependienta a alguien del almacen: !ya se acabaron! anuncia.

Las galletas son solo un componente, hay quienes corremos para alcanzar las velas que a cinco pesos días atrás nadie miraba.

Hoy “El Chino” ha vendido sus velas en el improvisado mostrador en las afueras de la farmacia, en lo que antes fue Centro Comercial.

Comenta con un señor que le compra que “todo esto me tiene nervioso, estoy peor que cuando el anterior”, se refiere a Sandy, el del 2012. El señor le responde que “este viene fuerte, parece que va a ser mucho peor”.

Compro mis tres velas y me voy, doblo para cruzar la calle cerca del Banco, hay un hombre sentado en un pequeño muro, habla por su teléfono móvil y logro escuchar algo: ¿hay galletas allá?

Llego a la casa con la compra: tres velas, pongo a cargar la lámpara y el móvil, miro nuevamente el reloj, ahora son las cuatro de la tarde del viernes 30, esperemos que el ciclón no llegue a visitarnos el lunes.

Escrito por Yunier Sarmientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*