Se nos acaba el beisbol

Tomado de notideporte.cubava.cu
Tomado de notideporte.cubava.cu
Tomado de notideporte.cubava.cu

Actualmente el nivel del beisbol cubano ha descendido considerablemente.

En cada espacio se generan polémicos debates respecto a esto, y es que sencillamente cada poblador del archipiélago rememora todavía con orgullo los momentos en que este deporte alcanzó la gloria olímpica y mundial.

Es obvio que el hecho de que hoy esta disciplina no se encuentre a la altura de las mejores ligas del mundo como la japonesa, la americana e incluso algunas de menor calidad como las del Caribe, se debe a varios factores donde vale mencionar las constantes deserciones y la migración cubana hacia el exterior en busca de mejor remuneración y mejores condiciones de vida.

A ello se le suma que los jóvenes prospectos, a sabiendas de que poseen talento para practicarlo en cualquier liga del planeta, escapan del territorio nacional con la intención, de medir su calidad en la MLB radicada únicamente en los Estados Unidos y donde converge todo lo mejor de este deporte a nivel mundial, más que de buscar un contrato millonario.

Los más de 25 campeonatos mundiales que alcanzaron nuestros equipos de esta disciplina para la segunda mitad del siglo 20, los resultados en Olimpiadas como las de Moscú 80, Atlanta 96 y Atenas 2004, la decena de títulos y subtítulos en las copas intercontinentales, en juegos panamericanos y centroamericanos siempre ubica a la mayor de las Antillas como paradigma del deporte de las bolas y los strikes a nivel internacional y vaticina que es una cantera muy productiva en esta disciplina.

Y… ¿qué decir del segundo lugar alcanzado en el primer clásico mundial en el año 2006?, allí la novena cubana se midió ante lo mejor de lo mejor en aquel momento.

Según refieren algunos especialistas como Víctor Mesa y Ormaris Romero (glorias del beisbol cubano), ese fue el último gran resultado en eventos internacionales y a decir de Rey Vicente Anglada (gloria del béisbol cubano), aquel segundo puesto afectó mucho, pues alega en una entrevista para el programa Confesiones de Grandes: el haber alcanzado un segundo puesto en una lid donde compitieron peloteros del más alto nivel, provocó que psicológicamente pensáramos que todavía estábamos a la altura del beisbol profesional aun practicándolo de forma amateurs.

Ciertamente estaba en lo claro, la suerte y el sistema de juego benefició a Cuba en aquella oportunidad, pues las ediciones posteriores de este certamen en 2009 y 2013 patentan una por una todas sus palabras en torno a este asunto.

Hoy, no se sabe a ciencia cierta cuál será la solución para este problema ya que cada día se reciben noticias de nuevas deserciones tanto de los elencos provinciales como nacionales.

Pero va por la línea de mejorar a tiempo las condiciones de vida de los atletas, permitirles incursionar en ligas extranjeras y por qué no, abrir las puertas de la nación a quienes un día se marcharon de Cuba con la idea de jugar pelota al más alto nivel pero con la convicción de seguir siendo cubanos esperanzados en volver a la hora de la verdad, cuando haya que formar un equipo con vista a una competencia importante.

Escrito por Eliades Fernández Castellanos    @eliadesfc

2 Comments

  1. Me parece un buen comentario pero muy superficial con el tema hay que quitar las caretas ya , y aprovechar los espacios como este blog para acerlo .Si hay soluciones a pesar de las limitaciones economicas del pais que se han convertido en el fantasma eterno de los cubanos. La rutina nos mata , la promocion que se le da a los juegos y a los jugadores es la misma en todos los medios de comunicacion. No veo una camisa con Victor Mesa por sitar un ejemplo de venta en las calles. El espectaculo en los juegos se ha perdido , no hay un audio que emocione a los aficionados. Creo que el problema es de voluntad politica del INDER.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*