¿Qué pasa con el transporte en Santiago de Cuba?

CAMIONETAS
Tomada de Internet

Hace unos días, cuando arribaba a la Ciudad Héroe, muy temprano en la mañana, quedé asombrado por la gran aglomeración de personas frente a la plaza de la revolución Antonio Maceo.

A esa hora del día por mi cabeza pasaron muchas cosas, llegué a pensar que los pobladores de la heroica tierra de Santiago de Cuba se disponían a desarrollar un mitin o una marcha patriótica relacionada con algún acontecimiento histórico relevante.

Lo que jamás imaginé en aquel instante fue que aquello que presenciaba, para mi sorpresa solo se trataba de algo muy usual en esta urbe, la lucha diaria del santiaguero de a pié para obtener un medio de transporte en el cual llegar a su centro de trabajo y los más pequeños, a sus centros educacionales.

OMNIBUS PERSONAS
Tomada de Internet

Pero, lo sorprendente del asunto es que escenas como esta se repiten diariamente en las principales arterias de la tierra caliente y  no hay nadie competente del Ministerio de Transporte, que se disponga  a dar una explicación del por qué de la situación, y menos a darle alguna solución.

Es en este preciso momento cuando los dueños de transportes particulares se aprovechan de la situación  y comienzan a cargar a sobre precio excusando su proceder en los valías de adquisición del combustible y a sabiendas de que constituyen más del 50 por ciento del transporte para los de la ciudad héroe,  actúan sin temor a las sanciones.

Y si a esto se le suma el hecho de que además se amparan en la llamada Ley de Oferta y Demanda, no queda otra que quedarnos callados en una discusión contra ellos. ¿Acaso esta ordenanza estipula el abuso y el maltrato a la población actuando como lo hacen estos entes despiadados y carentes de valores humanos?

Creo no equivocarme si considero que para quienes son dueños de camionetas, camiones y motores, esta situación los beneficia muchísimo  económicamente, pero para quienes cada jornada necesitan viajar en rutas como Micro 8- Plaza de Marte ó 30 de Noviembre-Ferrocarril, resulta insoportable la larga espera, la segmentación de las rutas y la excesiva carga humana existente en estos vehículos.

Más que esto me pregunto a qué sitio van a parar las guaguas y vehículos que entran al país y que se distribuyen por todas las provincias para satisfacer estas necesidades cada vez crecientes en la población cubana.

Evidentemente están ahí, como alegan muchos directivos, en los talleres o en la base, y hasta trasladando extranjeros en sus visitas turísticas a la isla, en algunos casos inservibles por el maltrato de la gente que atenta contra los insipientes logros del sector.

La solución más aconsejable y que debe materializarse a largo plazo, radica en abastecer al Ministerio de Transporte en la provincia, de nuevos ómnibus menos derrochadores de combustible, ser más cuidadosos con los que tenemos prestando servicios y por qué no, derogar la ya mencionada Ley de Oferta y Demanda y dejar sin amparo legal a aquellos que la ponen en práctica.

Escrito por Eliades Fernández Castellanos  |   @eliadesfc

 

2 Comentarios

  1. No soy Dios para juzgar a nadie, pero como terricola si puedo criticar. A simple vista la solucion es mas compleja de lo que parece, sobre todo cuando no hay voluntad politica en un pais para informar el porque de los problemas y que se esta haciendo para solucionarlo. Es preocupante saber como los cubanos asimilan el eco repetitivo en voca de todos, como si ya fuese un himno, que el transporte esta malo porque no hay petróleo. Hasta cuando Dios mio !!! Basta de conformismos !!! El problema no es Ley de Oferta y Demanda, el problema es quienes son los inteligentes que la aprobaron en un pais donde el transporte publico no responde a las demandas de la poblacion, al menos en el horario pico. Que pasa en este pais con el petroleo, si nuestro 1er socio comercial tikene las mayores reservas del crudo y es un gran exportador. Que pasa ? Quien lo dice ? Por que pasa ? Donde esta la confianza en el pueblo ? La verdad nadie la sabe claramente, mientras tanto seguiremos viviendo del cuento y la maraña.
    Gracias por tu comentario, al igual que tu Eliades me gusta el Periodismo y me gustaria colaborar para este blog, pagan ?, no importa igual quiero. Gracias

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*